Tres formas de poner la IA a trabajar para su marca

La mayoría de las empresas tienen IA en su radar como algo que saben que puede aumentar la eficiencia operativa y mejorar la satisfacción del cliente.

aclcompanygroup - 14 Ago, 2021

Tres formas de poner la IA a trabajar para su marca

La mayoría de las empresas tienen IA en su radar como algo que saben que puede aumentar la eficiencia operativa y mejorar la satisfacción del cliente.

Sin embargo, en el vasto ecosistema de implementaciones de IA, no siempre es obvio por dónde empezar a generar el mejor ROI. Además, es fácil dejarse seducir por las iniciativas de IA más llamativas y audaces, que son caras y difíciles de llevar a cabo.

En términos generales, soñar en grande es algo bueno, pero para la mayoría de las empresas que comienzan con la IA, es mucho más inteligente centrarse en iniciativas dirigidas y manejables y construir a partir de ahí.

Este artículo se centra en cómo las organizaciones pueden comenzar a incorporar IA en sus operaciones mediante el uso de tecnología que ya está disponible. Sin esperar a que llegue el ejército de robots. Estamos hablando de dónde la IA puede tener el mayor impacto en el futuro inmediato.

En términos generales, la IA ya es capaz de satisfacer tres necesidades comerciales importantes:automatizar los procesos comerciales, obtener información a través del análisis de datos e interactuar con clientes y empleados. A continuación, detallaremos cómo se ven las implementaciones en cada una de estas tres categorías y cómo pueden ayudar a los resultados de su empresa.

Automatización de procesos comerciales

Si cierra los ojos e imagina el tipo de tareas que subcontrataría a un robot si tuviera uno a su disposición, lo primero que le viene a la mente son probablemente los elementos más rutinarios y monótonos de su lista de tareas pendientes.

Buenas noticias: la IA puede ayudar con eso.

La automatización de procesos es un área en la que la IA ya está ayudando a las empresas a lograr una mayor eficiencia en sus operaciones. Usando una forma de IA conocida como Automatización Robótica de Procesos (RPA), las empresas pueden delegar de manera efectiva tareas administrativas que son de baja complejidad pero que aún requieren mucho tiempo.

Los ejemplos incluyen entrada y transferencia de datos, administración de consultas, procesamiento de formularios y varias tareas de administración de cuentas de clientes. La automatización de este tipo de procesos libera un valioso tiempo de los empleados para dedicarlo a proyectos que requieren habilidades de análisis, resolución de problemas y toma de decisiones.

Análisis de datos y conocimientos

La era digital ha creado una avalancha de datos de consumidores disponibles para que las marcas los recopilen y analicen. Sin embargo, la mayoría de las empresas luchan por hacer un uso eficaz de los datos que recopilan porque simplemente es demasiado difícil analizar información procesable a partir de tan grandes franjas de información.

Afortunadamente para nosotros, la IA es muy buena para encontrar patrones en grandes conjuntos de datos. Los algoritmos de aprendizaje automático pueden clasificar e interpretar datos para identificar tendencias y predecir resultados probables.

Estos algoritmos se vuelven más inteligentes automáticamente cuanto más tiempo se usan y más exposición a los datos obtienen. Por lo tanto, con el tiempo, las predicciones de aprendizaje automático se vuelven aún más precisas y confiables.

Los ejemplos prácticos de esta tecnología en funcionamiento incluyen la detección de fraudes en tiempo real, el análisis predictivo y la curación de contenido personalizada.

Compromiso

Como especialistas en marketing, dedicamos gran parte de nuestro tiempo a idear formas de conectarnos mejor con nuestro público. La IA ya está bien posicionada para ayudar a brindar soluciones. El aprendizaje automático puede personalizar las experiencias y llenar los vacíos del servicio al cliente. Los chatbots y los agentes inteligentes actualmente son capaces de lidiar con tareas y problemas de baja complejidad, liberando el tiempo de los empleados para abordar solicitudes más complicadas.

Pero la IA no sólo impulsa las estrategias de participación del cliente, sino que también puede desempeñar un papel aún más importante en la participación de los empleados.

Comprender la satisfacción de los empleados es clave para reducir la rotación y mantener a sus mejores empleados en sus funciones. La IA ofrece a las empresas la capacidad de generar comentarios en tiempo real. Obtener esta retroalimentación rápidamente, en lugar de generarla una o dos veces al año durante los períodos de revisión, brinda una mejor visibilidad de la satisfacción de los empleados y permite a las empresas ser ágiles para abordar los problemas.

La IA conversacional también puede desempeñar un papel interno. Por ejemplo, puede aumentar los equipos de recursos humanos al manejar preguntas y solicitudes simples. En otros lugares, se pueden utilizar agentes inteligentes para ayudar a los representantes de servicio al cliente a resolver los problemas de los clientes y actuar como soporte de TI.

IA para el mundo real

En el futuro, estamos seguros de que veremos muchas implementaciones de IA audaces que interrumpirán el negocio como de costumbre, pero no tenemos que esperar a que llegue ese futuro antes de poner la IA en funcionamiento en el mundo real.

Centrarse en implementaciones de IA más pequeñas y alcanzables permite a las organizaciones aprovechar la tecnología existente para brindar una mayor eficiencia a las operaciones, la comunicación y el servicio al cliente.